Flat Preloader Icon
NEXLEVO


Cómo aprender a escuchar para triunfar en tus relaciones.

aprender escuchar
3 Jun, 2021
Cristina Iglesias

¿Por qué debes aprender a escuchar?

Plutarco, historiador, biógrafo y filósofo moralista griego del siglo V, decía:

“Para saber hablar, es preciso saber escuchar”

Y esa es solo una de las razones: saber hablar.

Pero hay más.

Debes aprender a escuchar porque es la única manera de crear y mantener a tu alrededor relaciones auténticas y de confianza que te permitan aumentar tu bienestar y tu éxito personal y profesional.

Hablamos de relaciones familiares, sociales y profesionales.

Relaciones en las que tenemos un genuino interés por la otra persona, por entenderla, y por conocer mejor su forma de pensar y su manera de ver el mundo.

¿Qué es escuchar?

Escuchar es, según la RAE, prestar atención a lo que se oye.

Prestar atención. Esta es la clave.

¿Qué pasa cuando prestas atención a algo?

Vamos a verlo con ejemplos reales:

– Si eres un apasionado del fútbol, imagina por un momento que estás viendo un partido en el que tu equipo se está jugando el título de Liga. En ese momento no hay nada que haga que dejes de prestar atención al partido. Ya puede sonar el móvil, llamarte tu hijo pequeño desde la habitación de al lado o empezar a pitar la olla exprés, que nada hará que desvíes tu atención del partido.

– Otro ejemplo. Imagina que tienes la radio puesta y están entrevistando a tu ídolo, tu cantante o escritor favorito. Pasaría lo mismo; puedes oír un choque entre dos coches a través de tu ventana abierta o puede ponerse a llorar uno de tus hijos, que nada conseguirá que despegues tu atención de la entrevista.

– Lo mejor es que no solo dejas de oír lo que ocurre a tu alrededor, sino que también consigues dejar de oír tu propia radio interior. Ya no hay un “debería estar haciendo esto o aquello”, ya no existe el “lo que hice ayer no estuvo del todo bien” o un “necesito comprarme un par de camisas nuevas”.

Lo que pasa cuando prestas atención a algo es que desconectas de todo lo demás, incluso de tus propios pensamientos y estás 100% conectado a ese “algo”.

Pero, ¿cuántas veces consigues realmente este nivel de atención en tus conversaciones con los demás?

¿Por qué necesitas aprender a escuchar?

Escuchar es una habilidad fundamental que te va a permitir comunicarte mejor, y enriquecer y potenciar tus relaciones interpersonales.

Cuando te sientes escuchado te sientes importante, comprendido, valorado, tenido en cuenta y, al menos por un momento, aumenta tu autoestima.

Cuando aprendes a escuchar y lo practicas, le estás regalando a la otra persona sentirse así.

¿No te parece suficiente?

Además, cuando aprendes a escuchar, te estás dando la oportunidad de conocer mejor a tu interlocutor y descubrir quizá otros puntos de vista. Puedes aprender cosas nuevas y te estás regalando el tiempo de desconectar de tus pensamientos y preocupaciones para conectar con otra persona.

“Dar nuestra total atención a la otra persona y transmitirle que estamos interesados y preocupados por aquello que nos dice.

Un trabajo difícil de llevar a cabo si no se respeta a quien tenemos delante… ya que no solo escuchamos con los oídos, también con los ojos, con la mente, el corazón y la imaginación.

Escuchamos las palabras del otro, y también los mensajes escondidos en esas palabras”.

Carl Rogers

¿Por qué te resulta tan difícil escuchar?

Hay muchos factores a tu alrededor que hacen que te sea difícil escuchar a los demás.

En mi opinión, solo 2 son los factores más importantes:

Las prisas

Reconócelo.

Tienes prisa para todo.

También para que la otra persona termine de hablar.

Prisa por poder dar tu punto de vista, y por terminar la conversación y poder enfocarte en tu siguiente tarea.

Esto hace que estés más pendiente de lo que vas a decir tú una vez que la otra persona termine de hablar que de escuchar realmente lo que te está diciendo.

Estás conectado contigo mismo, con tus pensamientos, en vez de estar conectado con quien te habla.

De esta forma, es imposible que aprecies todo lo que te está transmitiendo a través de sus palabras y mucho menos a través de su lenguaje no verbal.

Solo te llega una parte del mensaje y con solo una parte del mensaje no es posible entenderlo.

“Nuestro peor problema de comunicación es que no escuchamos para entender, sino que escuchamos para contestar”.

Anónimo

Las interrupciones

Cualquier cosa que te ocurre a ti o que ocurre a tu alrededor durante una conversación, es una interrupción que está afectando negativamente el resultado de esta.

Hablamos de todos los ruidos externos de máquinas, tráfico, música u otras conversaciones que suceden al mismo tiempo cerca de ti.

También de los ruidos internos, de tus pensamientos, tus juicios y creencias, tus emociones y, en general, de cómo te sientes tú en ese momento.

Pero hoy en día las interrupciones más frecuentes y dañinas a las que te enfrentas a la hora de escuchar son, fundamentalmente, las relacionadas con recibir notificaciones, mensajes y llamadas al móvil. Independientemente de si las atiendes o no, la interrupción ya ha ocurrido y ha afectado a la comunicación con tu interlocutor.

5 Claves para aprender a escuchar.

1. Tiempo

En nuestra newsletter de hace unas semanas hablábamos de una campaña de Mahou San Miguel llamada “La Espera” cuyo mensaje principal es:

“Solo así podemos conseguir un sabor difícil de olvidar. No es perder el tiempo, es perder la prisa”.

Escuchar nunca es perder el tiempo. Así que, siguiendo el mensaje de la campaña, para aprender a escuchar necesitas perder la prisa.

La paciencia, entendida como tomarse el tiempo con calma y tranquilidad para esperar a que algo ocurra, es una de las claves para aprender a escuchar.

Piensa por un momento en qué contextos y momentos de tu vida has tenido las conversaciones de las que guardas un mejor recuerdo.

Yo lo tengo claro: siempre han sido conversaciones con tiempo, calma y tranquilidad.

Conversaciones sin prisa.

2. Atención

Escuchar es mucho más que oír.

Escuchar es apreciar los matices del tono de voz de la otra persona, de su expresión facial, de su postura corporal o del brillo de sus ojos.

Efectivamente.

Son muchos matices a tener en cuenta.

Por eso necesitas prestar atención, toda tu atención.

Hoy en día, por esas prisas e interrupciones de las que hablábamos antes, no solemos prestar toda nuestra atención a nada.

Hemos perdido nuestra capacidad de concentrarnos o focalizarnos en una sola cosa.

Ser capaz de prestar atención es fundamental para que consigas aprender a escuchar.

3. Empatía

Para poder escuchar lo que otra persona te está diciendo te tiene que interesar no necesariamente el mensaje, pero sí, sin duda, la persona que te está hablando.

Para que estés dispuesto a dedicarle tu tiempo y toda tu atención, sin prisas y sin interrupciones, tienes que poder ponerte en su lugar y escucharla desde ahí.

Ya no es importante lo que a ti te está pasando o lo que tú estás pensando en ese momento. Para aprender a escuchar tienes que cambiar el foco y dirigirlo a la otra persona en vez de a ti.

Es la única forma de que no te pierdas ningún matiz y de que tu interlocutor se sienta realmente escuchado.

“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar”.

Winston Churchill

4. Silencios

El silencio habitualmente nos incomoda.

Desde luego que hay silencios incómodos. Son los que ocurren cuando nadie sabe qué decir, parece que el tiempo no pasa y disimulamos mirando para otro lado.

Pero aquí hablamos de los silencios no solo cómodos, sino incluso necesarios.

Son necesarios para que la persona con la que estás hablando piense lo que va a decir a continuación o transmita, sin palabras, parte de su mensaje.

Es importante que puedas aprender a escuchar respetando esos silencios.

Que te vuelvas a acostumbrar a los silencios que, de alguna forma, hablan por sí solos.

5. Lenguaje no verbal

Por último, ten siempre en cuenta que lo que la otra persona expresa con su lenguaje no verbal es tan importante o más que lo que expresa con sus palabras, con el lenguaje verbal.

¿A qué nos referimos con lenguaje no verbal?

A todo lo que la otra persona te está transmitiendo sin tener en cuenta las palabras.

Ya antes hablábamos de las expresiones faciales, los ojos, la postura del cuerpo, pero también forma parte del lenguaje no verbal los posibles movimientos de sus pies, sus manos, su cabeza o todo su cuerpo.

Es cierto. Son muchas cosas en las que fijarse.

El truco está en aprender a verlo como un todo y dejar que nos llegue el mensaje sin ponerle filtros propios, sin que el mensaje del lenguaje tanto verbal como no verbal se vea afectado por nuestros juicios y creencias.

Por ejemplo, quizá te ha pasado alguna vez que te has cruzado con un compañero en la oficina y él te dice lo mucho que se alegra de verte y te pregunta qué tal te va. Te habla muy rápido, no deja de desviar la vista hacia el otro lado y mueve su cuerpo con un cierto balanceo.

Si no atiendes a todo lo que te está transmitiendo, podrías empezar a hablarle de lo bien que te va, de que acabas de volver de un viaje de negocios en Chile y que estás a punto de cerrar un nuevo contrato con cierto cliente. Luego le preguntarías por él o por su familia.

Si atiendes a todo el mensaje, te darás cuenta de que realmente se ha parado a saludarte y te ha preguntado qué tal te va por educación, pero que lo que realmente quiere es irse cuanto antes porque le están esperando en otra sala para una reunión a la que ya llega tarde.

¿Quieres aprender a escuchar y triunfar en tus relaciones?

A todos nos gusta sentirnos escuchados, ¿no crees?

Así que ten presente que, a veces, menos es más.

Lo que quiero decir es que, si tienes que elegir, es más importante tener pocas conversaciones, pero de calidad, que pasarte el día hablando con unos y con otros sin prestar atención ni mayor interés.

Pierde la prisa y evita a toda consta las interrupciones.

Y no olvides las 5 claves para aprender a escuchar que te he contado en este artículo: tiempo, atención, empatía, silencio y lenguaje no verbal.

Como siempre, te invito a que me escribas y me cuentes qué tal es tu capacidad de escucha o qué tal te ha ido implementando algunas de las claves que te comento en este artículo.

Gracias y hasta pronto,

Cristina

PD: Hay mucho más sobre la escucha que te iré contando en próximas entradas. Entre tanto, si te ha gustado esta entrada y quieres saber más, te recomiendo nuestra entrada sobre 6 Claves para mejorar tu comunicación y potenciar así tu éxito personal y profesional o este artículo de Forbes. También te animo a escribirnos. Estaremos encantados de escucharte, resolver tus dudas y contarte todo lo que quieras saber.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AUMENTA TUS OPCIONES DE CONSEGUIR LA CARRERA PROFESIONAL QUE DESEAS

AUMENTA TUS OPCIONES DE CONSEGUIR LA CARRERA PROFESIONAL QUE DESEAS

 

Con esta herramienta conseguirás analizar claramente cómo quieres vivir, qué carrera profesional deseas, qué puedes ofrecer a cambio y qué necesitas para conseguirlo.

He leído y acepto la Política de Privacidad*

 

You have Successfully Subscribed!

AUMENTA TU SATISFACCIÓN PERSONAL Y MEJORA TU VIDA

AUMENTA TU SATISFACCIÓN PERSONAL Y MEJORA TU VIDA

 

Con esta herramienta conseguirás tomar conciencia de las distintas áreas que componen tu vida y decidirás en qué aspectos quieres trabajar y mejorar para aumentar tu satisfacción personal y mejorar tu vida.

He leído y acepto la Política de Privacidad*

 

You have Successfully Subscribed!

CONOCE Y COMPRENDE TU FORMA DE RELACIONARTE CON LOS DEMÁS Y MEJORA TUS RELACIONES

CONOCE Y COMPRENDE TU FORMA DE RELACIONARTE CON LOS DEMÁS Y MEJORA TUS RELACIONES

 

Con esta herramienta conseguirás darte cuenta de los aspectos de tu forma de ser y tu comportamiento que muestras más abiertamente y menos a los demás y cómo ellos te perciben en base a esa información.

He leído y acepto la Política de Privacidad*

 

You have Successfully Subscribed!

MASTERCLASS GRATUITA

EFECTO WORKINESS

He leído y acepto la Política de Privacidad*

You have Successfully Subscribed!

MASTERCLASS GRATUITA

EFECTO WORKINESS

He leído y acepto la Política de Privacidad*

You have Successfully Subscribed!